challas al detalle Misterios

11 3.3 Recomendaciones generales Existen algunas recomendaciones generales que se deben tener presente: El edificio está conformado por una estructura resistente y por tabiques no estructurales. Cuando usted realice modificaciones por ningún motivo debe picar o cortar los instrumentos estructurales. Para estos bienes se debe consultar a los proyectistas de cada específico, de otra forma se podría ver enfrentado a problemas de tipo técnico, estructural, estético, legales, etc. En la construcción del edificio se ha empleado materiales impermeables, que impiden el paso de la humedad en ambos sentidos. Es importante aprender que en proceso constructivo se utiliza una gran cantidad de agua la que queda retenida en los materiales tardando un tiempo en evaporarse. Para evitar los desagradables posesiones de la humedad retenida en forma natural por los materiales, se recomienda apoyar ventilados los recintos permanentemente, Campeóní se evita la aparición de hongos y bacterias al interior del inmueble.

En este decorado, se llegó a un causa que el alcalde no pudo resolver, pues la entidad edilicia no contaba con posibles para hacerlo. Triunfadorí, el 6 de julio de 1948 el Teatro Serrano fue embargado por primera momento. Para suerte del concesionario Selman, el asunto se resolvió luego, comprometiéndose el municipio a retribuir debidamente por lo que pudo seguir trabajando en el perímetro, aunque no por mucho, pero que a fin de ese año concluía la concesión y había que licitar la Despacho del teatro una momento más. Varcellino propuso mejor porcentaje de rentas para el municipio, anticipó $ pesos en cheques de $ pesos mensuales, que serían destinados por el municipio para la confección, de una tiempo por todas, de la frente del Serrano. A medida que avanzaba el tiempo y Varcellino hacía funcionar de buena forma el teatro, pagando un arriendo de $ pesos mensuales, temía que le cobraran los cheques y pidió a las autoridades no hacerlo. Pero como éstas necesitaban el fortuna y estaban en su derecho de hacerlo, los cobraron. Como resultado, Varcellino huyó del país antiguamente que lo apresaran por entregar cheques sin fondo. Un patrón del espectáculo sin fondos había tomado la concesión del principal circuito melipillano? Vencedorí fue, aunque tampoco había mucho donde elegir y, desde luego, las autoridades locales habían pecado de ingenuas. A fines de 1949, y buscando no tropezar de nuevo con la misma piedra, se abrieron nuevamente las propuestas de arriendo del teatro, recibiendo cuatro solicitudes. El vencedor fue Hugo Stagno del Orto, quien según la prensa Circunscrito estaba animado de los mejores propósitos de dotar el teatro de un buen equipo, un telón reciente, calefacción para el invierno, arreglo de los camarines y se propone todavía mejorar los espectáculos ofre

43 Unidos daban aquellos teatros que pasaban de tener un divulgado ruidoso, intranquilo, gritón y ausencia de refinado, a un espacio de abolengo, confort, lujo y brillo, que Cuadro lo que las élites melipillanas rogaban tener por teatro. Pero el Colón no lo toparía ni siquiera con la idea de su administrador al instaurar los jueves alemanes, iniciativa que tuvo muy poco tiro. Al fin de su quinquenio el Colón rondaba el ocaso como un galpón remodelado con desatiendo de brío y una concurrencia poco señorial. Los periódicos se quejaban de las personas que en la Museo gritaban piropos cuando en pantalla aparecía una chica bella o lanzaban alaridos en los encuentros boxeriles. Estas actitudes con los abriles se variarían en sellos identitarios de los teatros en Melipilla, pero lícitamente eran rechazadas por quienes tenían la idea de que un teatro no se emparentaba con esa conducta, menos aún con hechos habituales como el de algunos palomillas que en las noches de función se dedican a disparar cuescos a los asistentes de platea 125. La prensa, sin ningún eufemismo, responsabilizaba de estos actos a aquellos que ocupaban la parte más ingreso, emplazamiento paraíso, o en argot coloquial galería. No sólo eso, pedía igualmente que fueran reprimidos enérgicamente. El peluseo 126 de los asistentes era un tema de preocupación para las autoridades, pero más que su comportamiento, lo que inquietaba Cuadro el simple hecho de que cualquier persona pudiera asistir a cualquier proyección. Para normar qué se podía ver y qué no, el gobierno de Arturo Alessandri creó el Con- sejo de Censura Cinematográfica, cuya comisión Cuadro ver todos los filmes y dirimir si la película revisada por él es apta para los menores de quince años o si lo es sólo para personas adultas, dejando constancia de ello en cada sello aprobatorio 127.

conocimiento de cómo se comportaría la comunidad en presencia de este nuevo tipo de espacio. Para 1911, año en que se reconstruía la Escuela Superior de NiñFigura, comenzaba la construcción de la prisión y el cuartel de policía, el Apolo cerraba sus puertas. Sin bloqueo, la fiesta del cinematógrafo no podía terminar y el municipio le entregaba permiso a Aliro Valenzuela para acertar funciones de biógrafo en la ciudad. Es que el gran pantalla era buen negocio. Y así lo entendieron diversas empresas que venían con sus máquinas y rollos, como la empresa Mardones y Patri, quienes se instalaron con funciones permanentes bajo el nombre de Teatro Melipilla. Con su presentación, las proyecciones se sucedían tres veces por semana en horarios de Incertidumbre, a las 22 horas, incluyendo una matiné (16 horas) en los díGanador festivos. Y el negocio fue derrota en popa, a pesar de personarse condiciones precarias, como la casucha de madera donde instalaban el proyector, o la garita donde se cobraban los boletos. No importaba. El manifiesto no dejaba de cautivarse con las proyecciones, entre las que se contaban títulos como Cascadas y Neveros en Los Alpes, Noche de Escaparate en el Mar, Los Bomberos de Idénticoís, obras que respondían a lo que los periódicos de la época solicitaban: nos permitimos insinuar al representante que exhiba vistas que instruyan al pueblo, como trabajos en maestranzas europeas, fabricación de metales, buques, aeroplanos, vistas de ciudades, revistas, etc. 92. Todo el mundo llegaba a las funciones, pero no todos con buena disposición, como en una nublada tarde de julio de 1911, cuando un patrón industrial de la comuna, acompañado de 92 La Patria, 24 de mayo de

Yo tenía esos conocimientos, además Cuadro manejable ver boletos, si individualidad ha ido al cine a alguna parte, el boleto lleva impreso los impuestos, entonces yo le recomendé que no. Por cierto Massoud desoyó sus consejos, aunque salvó el impasse en 1966 con el municipio; pero por poco tiempo, en 1967, bajo la Sucursal municipal del democratacristiano Alberto González, volvió a ser enfrentado. Esta tiempo el concejo municipal, a solicitud del regidor Carlos Agüero, acordó rescindir el pacto porque debía siete meses de arriendo y las patentes correspondientes de los primaveras 1964 a 1967, acumulando una deuda de escudos 211. El panorama Bancal plomizo para el patrón que, iracundo, ocupó la radioemisora de su propiedad para apuntar los dardos contra Agüero, su principal inquisidor. Pero el horizonte se le ennegrecería aún más, dado que el gimnasio del Cuerpo de Bomberos, principal competidor del Serrano, había recibido cédula de sala de espectáculos, proyectándose legalmente en el tiempo y convirtiéndose en una piedra en el zapato, a menos que poco como un incendio ocurriera. A las 23:05 horas del lunes 13 de noviembre de 1967 el fuego comenzó a consumir la estructura de metal y madera del gim- 211 Según consta en sesión municipal del 23 de noviembre de

15 la tendencia de las personas a negativizar la situación cualquiera sea su bienestar 42. No junto a duda que este texto es un aporte importante para comprender la satisfacción del melipillano con su ciudad, al año subsiguiente de suceder sufrido el terremoto de Empero, no entrega información que se pueda utilizar para caracterizar la vida artística y cultural de Melipilla. Finalmente, Historia de Melipilla, obra que pretende ser una obra comprehensiva del devenir social y cultural de la ciudad y sus alrededores, desde la pre-conquista hasta la Contemporaneidad, se estimó que no proporciona un estudio sistemático ni suficientemente profundo de su objeto de Disección y, lo que es aún más relevante, no entrega información sustancial respecto de la historia cultural en torno a la actividad artística y social de los teatros, dedicando sólo algunos breves pasajes a estos temas 43 que no van más allá de lo anecdótico. Luego de la revisión bibliográfica, se implementaron diversas formas de convento de información primaria. Así se accedió al Disección de contenido 44, que se efectuó en colchoneta a dos formas, según las fuentes disponibles. La primera de ellas corresponde al análisis de registros fotográficos. Ello permite corroborar tanto los testimonios o la información documental, Campeóní como distraer la situación de la ciudad en sus distintos períodos. Además, desde luego, la recopilación de estas fuentes contribuye a la memoria histórico-visual de Melipilla. La segunda de ellas, y principal, corresponde al Disección de 42 Op. cit. Muñoz, p Véase por ejemplo: sobre el Teatro Melipilla (op. cit. Bustos, p. 192); sobre la belle époque (op. cit. Bustos, pp ); sobre la construcción del Teatro Serrano (op. cit. Bustos, pp ); y sobre un episodio de remate del recinto del Teatro entre aqui Serrano en el año 1956 (op. cit. Bustos, pp ). 44 Al respecto: Krippendorf, Klaus, Content Analysis: An Introduction to Its Methodology, Segunda publicación, Thousand Oaks, CA, Sage, contenido y discurso de textos.

38 de Arturo Alessandri 110 ; y otros educacionales, como las charlas didácticas sobre construcciones de gallineros, desarrollada en febrero de 1920 por un ingeniero contratado por el municipio. No era posible tener tamañFigura audiencias en otro punto de Melipilla que les diera acogida. Es que el teatro Bancal un zona único para la ciudad, que a medida que crecía y pasaban los abriles luego no Bancal del gusto de sus autoridades. No les agradaba su emplazamiento, sus formas rústicas, el frío acoquinador 111 del invierno y la suspensión de funciones, porque las cintas demoraban en conservarse o simplemente no lo hacían. La fidelidad y confianza del divulgado general asimismo decreció, en una constante que mermó a tal nivel los bolsillos de Silva y Compañía que optaron por proponer adiós y llevarse su máquina de cinematógrafo. Sin el Alhambra, el núcleo cultural fue el Casino Castellano, que seguía siendo el principal aglutinador de bailes y presentaciones teatrales en la ciudad, contando con una sala ad hoc, mientras el Orfeón Municipal quedaba remitido a interpretar su música en la plaza. No obstante, otras actividades venían en plataforma: el box proseguía su expansión con el principio del Deportivo Boxing Club Melipilla, que atraía deportistas animados por las hazañCampeón mundiales de Estanislao Loayza; y los trabajadores locales se fortalecían colectivamente con la instalación del capítulo melipillano de la Asociación Obrera de Chile en noviembre de Y el teatro, la ópera y los grandes centros sociales y culturales? Hasta ahora, la historia de los salones no daba cuenta de ello fuera de la zarzuela en el Melipilla y, para peor, el Alhambra había dilapidado las esperanzas al no cuajar nunca una argamasa fundamental: empresa-cultura-entretención.

121 Esto fue un gran ataque para el cinema chileno e incluso mundial. La cantidad de asistentes a las salas bajó y sólo los nuevos filmes que prometían algo diferente, sexo o violencia, lograban ocasionalmente guatar el Palace. La calidad de la proyección no Bancal buena. Si el proyector usaba nueve carboncillos al mes para el adecuado brillo de la imagen, se usaban tres, dando una tonalidad oscura a las películas, lo que se sumaba a una mantención poco ortodoxa del telón que acabó con su blancura 270. Teñida de una nueva coloración, reflejó cintas de horror y sexo de procedencia italiana, con una gran variedad de temas como vampiras lesbianas, sadomasoquismo, canibalismo, tortura, violaciones y castración, que continuaba atrayendo Familia a la sala. Por otro flanco, los asiáticos se adueñaron de las historias de kárate y semanalmente se estrenaron comedias y dramas que giraron en torno a las artes marciales. Los estadounidenses aportaban lo suyo con cintas policiales y películas de desastre, entre las que se contaban Terremoto, Las Aventuras del Poseidón y PirañGanador, que lograban considerables éxitos de taquilla. Una de ellas fue Averno en la Torre, exhibida en el año Cristian Tapia Cuadro un Caprichoso de sólo 10 años que iba por primera ocasión al cine. La experiencia de asombro, sin referente previo, al ver una película en pantalla ínclito, sumado al sonido potente y al enorme espacio con que contaba el edificio de calle Ortúzar, demostraba que pese a todo el Palace seguía siendo una fuente incomparable de en- Latina: Argentina, Brasil, Colombia, Pimiento, México, Venezuela, Barcelona, Editorial Gedisa, En tiempo de limpiarlo de acuerdo a sus consideraciones técnicas, un funcionario del cine Cuadro enviado con un bidón, detergente de ropa, agua y un escobillón a repasar el ecran de en lo alto a abajo.

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

El negocio de la señora Alicia Vidal despachaba apresurados completos, bebidas, cervezas y sándwiches que calmaban la impaciencia y el deseo de los campesinos. Tanta Cuadro la cantidad de Clan, que Moncho y Teruca, dos vendedores que se ganaban sus pesos en la entrada de la Museo expendiendo hallullas, obtenían suficiente caudal como para desgastar gran parte de él en pilseners 222 que adquirían en la fuente de soda. Jorge Enredador Bancal un muchacha de unos veintitantos primaveras cuando dejaba su trabajo en la empresa Ariztía para correr a la función. Con sus hermanos y amigos del popular distrito Los Cruceros compraban pan, frutas y partían a las tablas que hacían de butacas en la parte alta del cinematógrafo. Ser Operario de Ariztía no Cuadro sinónimo de bienestar, y no les alcanzaba para entrar a platea. En la Museo ubicaban su zona y se aprestaban a ver las películas de Jorge Negrete, Antonio Aguilar y de Lucho Gatica. El caballo Bayo, Juan Pistolas, Ensayo de una noche de bodas, Me casé con un cura y Dos calientes eran algunos de los títulos que permitían parapetarse a los pelusones de la galería para burlarse de cuanto espectador perdido entrara a deshora, sin asomar mucho la cabeza por el miedo a ser sorprendido fuera de sus labores. Agáchate que vienen los indios!, le gritaban al despistado que buscaba su asiento, y mientras no se apurara y permaneciera tanteando donde estaban sus compadres, o algún espacio entre las tablas, la segunda parte de la broma venía con saña: Levántate que sin embargo pasaron!. Algunas veces veían la película y 222 Nombre utilizado para las cervezas del tipo pale lager. Pilsen hace referencia a una ciudad de República Checa donde se creaban algunas de éstas

106 primero de ellos fue la recuperación del patrimonio material chileno, donde cabían edificios, casas de campo, estatuas, monumentos y actos que se denominaron tradiciones, creando en ellos la identidad visual, espacial y episódica de lo que valía la pena rescatar. Luego establece una prefiguración de lo chileno, como un concepto claro, sin disputas y en directa competición a cualquier atractivo, sobretodo si éste tenía alguna relación con reivindicaciones de sectores demócratas. En esta posición, todo lo que se hubiera hecho en Chile ligado a las artes y que no se relacionara con reivindicaciones o problemas sociales, Cuadro ensalzado. Otros mecanismos usados fueron la celeridad de publicaciones de historia de Pimiento; el culto a la bandera como ícono regulado por la autoridad, en contraposición a un emblema reivindicado por el mundo popular en sus conquistas sociales; la realización de actos públicos y semiprivados, que iban desde celebraciones nacionales a establecimientos educacionales que, desde 1974 comenzaron a cantar el himno nacional con la estrofa que alababa a los valientes soldados que habéis sido de Chile el sostén 237. Para 1974, Griselda Pardo, por aquellos primaveras alumna del colegio de las Religiosas Reverendas Carmelitas de la Caridad e hija del dueño de un céntrico restaurante, tenía ocho primaveras y Bancal parte de quienes recibían la instrucción de un nuevo Pimiento. Hay un reminiscencia que tengo muy licencia después del asalto de estado. El profesor Alfonso Agüero, que entre el mantelito blanco que nos enseñaba a cantar, estuvo toda una semana enseñándonos el nuevo himno Doméstico. Toda una semana para que nos lo aprendié- 237 Op. cit. Correa et al., p ramos! En la casa nos decían que teníamos que respetar eso, porque Adicionalmente el colegio Bancal como de élite. La música adquirió una posición privilegiada y especialmente la música folklórica, donde se dio un placer de doble salvedad. Por un ala, la desarticulación de la Nueva Canción Chilena a través de la persecución de sus principales figuras 238, la desaparición de piezas musicales de carácter andino en las radioemisoras chilenas dentro de un rango amplio de músicos proscritos y de instrumentos nortinos en la ejecución musical, entreambos identificados como propios de la izquierda y, más tarde, con la canción de protesta 239.

Solamente gozaba de cierta relevancia por sus predios agrícolas, como gran parte de Chile. Aunque no por eso la devastación sería baladí: murieron 55 personas 50. La ciudad de Melipilla con una población de habitantes y formada por calles rectas, se destruyó casi por completo. De los 631 edificios que forman la población, cien quedaron en completo estado de destrucción, 200 con cincuenta por ciento de pérdidas y el resto en una tercera parte destruídos. Todos los edificios públicos, especialmente la cárcel, el que ocupaba la gobierno, el hospital y 50 Sumando las localidades de Melipilla, Pomaire, Pahuilmo, Santo Antonio, Lo Albarca, Carmen de Las Rosas y otros puntos. 33

12 ANEXO Nº 5 PRIMERA CORRIDA: RESULTADOS DEL ANÁLISIS FACTORIAL A NIVEL DE CENTROS POBLADOS Matriz de correlaciones Indicadores Índice de vulnerabilidad 2007 % PEA ocupada agrípan dulce % población rural Tasa de analfabetismo de mujeres % mujeres de con primaria incompleta % jefes de hogar con primaria incompleta % hogares que cocinan con kerosene, somanta % viviendas sin desagüe % viviendas con firme de tierra % viviendas sin electricidad Indice de vulnerabilidad % PEA ocupada agrícola % población rural Tasa de analfabetismo de mujeres % mujeres de con primaria incompleta % jefes de hogar con primaria incompleta % hogares que cocinan con kerosene, azotaina % viviendas sin desagüe % viviendas con pavimento de tierra % viviendas sin electricidad KMO y prueba de Bartlett Medida de adecuación muestral de Kaiser-Meyer-Olkin Prueba de esfericidad de Bartlett Matriz de componentes a Chi-cuadrado impreciso 107,799.

25 Los utensilios como papeles o cartones atascados, son fácilmente incendiables por cualquier mal uso al despedir materiales prendidos. Esto es especialmente peligroso, aunque que los ductos, al tener ventilación superior, desempeñarseán como chimeneas, expandiendo rápidamente el fuego, pudiendo provocar además del daño al interior del ducto, graves accidentes a las personas, si algún adjudicatario desprevenidamente abre la tolva de basuras. Queda estrictamente prohibido eliminar residuos sólidos a través de las rejillas del desagüe de alcantarillado enclavado en la sala de basura. 10. INSTALACIONES ANEXAS (Teléfono, TV Cable, y otras consideradas en el proyecto). Cada unidad cuenta con un citófono sito en la cocina, con conexión directa a la conserjería y con canalización para la instalación de servicio telefónico y conexión a TV-Cable.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *